El restaurante de las monjas en Luján

Martes 26 de Julio de 2011
Cocina: Francesa Clásica

Localidad: Luján, provincia de Buenos Aires

Precio: $$



Hace mucho tiempo que tenía curiosidad por ir a comer a L’Eau Vive de Argentina, el restaurante más conocido como el de “las monjas de Luján”. Sonaba raro eso de que en medio de la comida, todo se detuviera para cantar el Ave María (algunos de mis acompañantes lo hicieron). Y también que uno fuera atendido por religiosas de origen francés de ultramar, que en nuestro caso particular se trataba de una chica nativa de la Polinesia Francesa. Sin embargo, la mayoría de sus compañeras es de raza negra. Lo primero que hay que decir es que las monjas no son tal, se trata de “laicas consagradas”, según me indicó un primo con mayores conocimientos sobre el tema que yo. O como ellas mismas se definen, son “trabajadoras misioneras de la Inmaculada”.
Todo lo que se recauda en el restaurante es para obras de beneficencia. El segundo mito desterrado es que el lugar era muy costoso. Y tercero, no ofrecen “nouvelle cuisine”, sino cocina francesa tradicional, con porciones bien grandes, y las famosas papas Dauphine (bombas de papa), que le dan contorno a la mayor parte de los platos de la carta. Como se aprecia, derribamos de golpe varios mitos: las monjas no son monjas, la cocina es francesa tradicional y no moderna, y L’Eau Vive es mucho más accesible de lo que me habían dicho. El comedor está bien, pulcro, pero con onda años ’80, tipo salón de fiestas. Y un detalle: hacía mucho frío afuera, pero luego del Ave María (cuando esperábamos el postre) también adentro, porque apagaron la calefacción. Me contaron que a ellas no les gusta que nadie se quede después de la medianoche, y parece que una forma de “echar” a los comensales en esta época del año, es hacerles pasar frío. Está claro que L’Eau Vive es una rara avis, y dicen que hay 22 restaurantes iguales en distintas partes del mundo. Algunos platos probados fueron mousse de foie casero (riquísimo), paté al coñac, canard (pato) a l’ Exotique (con salsa de crema y champagne), trucha Meunière y Poulet (pollo Royal). Quedamos con ganas de probar gambas flambeadas con whisky, ranas a la provenzal, tournedos Creóle con las infaltables papas Dauphine, conejo Parissien, y curry de cordero. Para el final, gateau de chocolate con coulis de frutillas y los clásicos profiteroles. Hay pocos vinos, pero a precios más que razonables. Si te gusta probar algo diferente, vale la pena, no te obligan a cantar si no querés, y podés decirles que pongan la calefacción si te toca un día bajo cero como el que me tocó a mí.

L’Eau Vive de Argentina - Constitución 2112, Luján- Tel.: (02323) 421-774. Martes a sábados mediodía y noche, domingos al mediodía. Principales tarjetas.

 



 
Más de Notas más visitadas y admiradas
A la Sarasa con Mar del Plata
Notas más visitadas y admiradas

A la Sarasa con Mar del Plata

Café San Juan: el lele de la tele
Notas más visitadas y admiradas

Café San Juan: el lele de la tele

Cuando el vino se convierte en pesadilla
Notas más visitadas y admiradas

Cuando el vino se convierte en pesadilla